Hace algunos  días tuve la oportunidad de leer un artículo que habla de nuestros  adolescentes de hoy, que en realidad para mi  son los adolescentes de siempre, con la misma cantidad de hormonas, creciendo de forma descontrolada, con rebeldía, buscando separarse de sus padres para poder encontrarse con ellos,  sin temor o miedo a los peligros, todo estas  características inherentes a la edad son y seguirán siendo las mismas, pero algo que no podemos dejar de ver es que lo que ha cambiado somos los padres de ahora, los padres que hoy estamos educando adolescentes y por supuesto esto ha hecho que  el resultado sea diferente.

Entonces muchos padres se preguntarán, ¿Cómo somos los padres de hoy? es importante que aquí en este momento si eres padre de un adolescente hagas un alto y reflexiones sobre los siguientes puntos

Tenemos  una necesidad por ser aceptados por nuestros hijos como no había sucedido antes a padres o abuelos.

Queremos ser los papás buena onda, los “amigos” de nuestros hijos olvidando así nuestro compromiso con ellos de sera algo mucho más importante y único Ser  padres.

Buscamos de manera incansable ser aceptados por ellos,  si además los amigos nos consideran “buena onda”  sentimos que somos los mejores del universo.

Aquí viene lo  importante, aun cuando sé que este tema es polémico,  mi única intención es recordar nuestra verdadera función como padres,  la cual es simplemente  “Ser padres”  y es tan importante y necesaria, necesitamos   ayudar a nuestros hijos a crecer con experiencias, permitirles pasar por momentos que los harán crecer, darles lo que les corresponde según la edad que tengan, es decir, no apresurarlos para que se vean como niñ@s grandes, o como jovencit@s, créanme que duran tan poco siendo pequeños que no deberíamos  presionarlos para que realicen actividades que no les corresponden por el simple hecho de que se ven “graciosos” o porque “todos sus amigos lo hacen”.

Justo  es dónde hay que estar atentos,  es decir,  para que sea mas clara, chicos de 11, 12, 13, 14 y 15 años en fiestas bebiendo alcohol , besándose , bailando provocativamente,  mi pregunta  directa a los padres ¿dónde estas tú como papá? No necesita a un amigo, necesita a su padre, llevaste a tu hijo a una fiesta, ¿preguntaste si habría alcohol? y si la respuesta fue positiva, hablaste con tu hijo o  peor aún, diste el alcohol en tu casa porque si no hay alcohol para la fiesta de tu hij@ nadie viene!!

Deja a tu hijo ser  un chico acorde a la edad que tiene, no busques querer pertenecer al grupo de sus amigos, ser el papá cool o buena onda, recuerda que  amigos  tiene varios y  padres solo a ustedes,  pon límites, dile  “NO” cuantas veces sea necesario y mejor  ahora que es un buen momento,   quizá después sea demasiado tarde, recuerda trata de ser papá, ejemplo y modelo que es justo lo que tus hijos  necesitan!!

Grace González

Comentarios