Entradas

Llegué a la conclusión que NO!!!..

Nos casamos, formamos una familia, somos felices unos años pero la gente cambia, y no siempre en el mismo sentido. Es ahí donde muchas veces el amor se acaba. La gente dice: “Fracasó en su matrimonio” pero en realidad en muchas ocasiones es aceptar cerrar un círculo hermoso de la vida para dar espacio a la libertad y no vivir en un engaño.

 

Fracaso es jugar a “la familia feliz”.

Fracaso es engañar a tu pareja, a tus hijos, y lo más grave…a ti mismo!!!

Fracaso es quedarse por conveniencia.

Fracaso es manipular a tu pareja con los hijos.

Fracaso es vivir una vida gris.

Fracaso es no llegar feliz a tu casa cada noche.

Fracaso es mendigar el amor de quién ya no te ama.

Fracaso es fingir que amas.

Fracaso es quedarse por miedo a la soledad.

Fracaso es vivir con reglas absurdas sociales o religiosas por miedo al “qué dirán”.

Fracaso es NO TENER EL VALOR DE LUCHAR POR TU FELICIDAD!!!

Fracaso es creer que el AMOR NO EXISTE…

 

Un divorcio con madurez es respetar al padre o madre de tus hijos para toda la vida!!!

Es saber convivir en familia tantas veces sea posible sin ataduras ni compromisos, solo por gusto!!!

Un aplauso a todos los que han tenido el valor de no vivir en el fracaso.

Y una ovación de pie a los que siguen felices y enamorados después de tantos años!!!

Lucha por tu matrimonio, pero cuando ya no haya por qué luchar LUCHA POR TU FELICIDAD!

 

Tomado dw FB BUENA LUNA

Mientras tú creías que yo no estaba mirando, yo vi que:

  • Pegaste con un imán mi dibujo al refrigerador, por eso de inmediato quise hacer otro.
  • Le diste de comer a un gatito sin hogar, entonces entendí que a los animales hay que tratarlos con amor y respeto.
  • Preparaste mi pastel favorito especialmente para mi, así me di cuenta que los pequeños detalles ocultan mucho sentido.
  • Fuiste a visitar a tu amigo enfermo, y entonces entendí que las personas deben cuidarse mutuamente.
  • No niegas la ayuda a los necesitados, y comprendí que si tienes tiempo y dinero, hay que ayudar a aquellos que no lo tienen.
  • Tratas con mucho cuidado nuestra casa y a todos los que vivimos aquí, y entendí que cada persona debe cuidar lo que tiene y lo que quiere.
  • Incluso cuando te sientes mal, continúas cumpliendo con tus obligaciones, y me di cuenta de lo que significa la responsabilidad.
  • A veces no pudiste contener las lágrimas, y entendí que en la vida hay tristeza y dolor, y llorar es normal.
  • Nunca dejas de cuidar de mí , y yo quise cumplir todas tus expectativas y hacer todo lo posible para que te sientas orgulloso de mí.

Mientras tú creías que yo no estaba mirando, aprendía de ti la vida. Tomé tu ejemplo y traté de ser como tú.

En lo más profundo de mi alma estaba un pequeño adulto que se decía a sí mismo:

“Queridos padres, gracias por todo lo que he visto mientras creían que yo no estaba mirando”.