Seguramente has escuchado de la importancia de establecer límites en nuestros hijos, me gustaría compartirte que para mí los niños son tan moldeables como el líquido ya  que los puedes hacer como quieras, (en sentido figurado) es decir, los puedes hacer alargados, extendidos, anchos , como tu quieras pero para que no se te derramen siempre necesitan un contenedor, ese contenedor son los acuerdos y los límites que se establecen en familia, no hay un libro o receta de cocina para saber cuales son los adecuados, sin embargo los valores es algo que siempre estará implícito en lo que se establezca, del mismo modo tener siempre presente que cada acción tiene una consecuencia, por lo que si se rompe el límite sucederá lo mismo, pero esta consecuencia debe de ser conocida al establecer el límite, es decir, tu hijo debe de saber que se espera de él y que sucede si no lo cumple, no es amenaza, es la  forma en como  él conoce  lo válido o no y toma la decisión que en ese momento sienta que es la que quiere y de esta manera afrontar las consecuencias de sus actos.

¿Qué ganancia o  beneficio se tiene cuando se establecen?

  • Ayuda al niño a tener claros los criterios sobre determinadas acciones y comportamientos.(saber que se espera de él )
  • Brindan seguridad, al saber lo que tiene permitido y no puesto además de conocer con anterioridad las consecuencias  de sus actos.
  • Le permite anticipar la forma de actuar del adulto.
  • Aporta conocimiento y valor a las normas establecidas en la sociedad.
Después de leer lo anterior, surge la duda de cómo saber cuales reglas  establecer así cómo los acuerdos a los que se debe de llegar,  es importante que te mencione que no es una receta de cocina, sin embargo si puedes tomar en consideración lo siguiente:
  1.  Transmitir el cuidado por el mobiliario, los juguetes o los elementos de la casa que pueden usar.
  2.  Garantizar la seguridad del niño. Por ejemplo:
    • Cruzar la calle de la mano
    • Ir en la silla del coche
    • Ponerse el cinturón de seguridad
    • No manipular aparatos peligrosos
  3. Enseñarles a tratar correctamente a las personas, respetando y tratando como quieren que los traten
  4. Establecer tiempos y horarios: para la comida, para el juego, para el parque, para ver la tv.
  5. Enseñarles a respetar las normas de los distintos lugares aún sabiendo que pueden ser diferentes a las de ellos.
  6. Decir lo que piensan y sienten y que sean escuchados.

 

Como se mencionó antes, no es receta de cocina, sin embargo sí es importante hacer que nuestros hijos conozcan y anticipen lo que se espera de ellos y no encontrarse con sorpresas dónde muchas veces nosotros como padres actuamos desde el  enojo.

Grace

 

Comentarios

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.